Búsqueda personalizada



LAS 7 LEYES ESPIRITUALES


LA LEY DE CAUSA Y EFECTO


Esta ley es a la que le debemos prestar más atención, y la que mejor debemos asimilar, ya que es de ella de donde van a desprenderse las demás leyes y casi toda nuestra vida. Esta ley nos dice “Toda Causa tiene su efecto, todo efecto tiene su causa”, y también se conoce como Acción- Reacción, o Boomerang. No hay efecto sin causa, al igual que no hay estímulo sin respuesta. Este principio se estudia junto con el principio de mentalismo, ya que el EFECTO de ser infeliz, tiene su CAUSA en pensar y sentir negativamente. Esta ley también dice que todo lo que hagamos a los demás, ya sea bueno o malo, nos será devuelto, de ahí que también se llame el efecto boomerang. Lo importante de este conocimiento es que cambiemos las CAUSAS que están provocando las situaciones infelices que no queremos en nuestra vida. Al cambiar las CAUSAS conseguiremos tener el EFECTO deseado que es nuestra Felicidad, y las CAUSAS se cambian a través de los pensamientos, los sentimientos, las acciones y la palabra positiva. Einstein decía “si quieres resultados distintos, no hagas lo mismo”, pues hagamos nosotros justamente eso, si estamos enfocados en la negatividad de nuestra vida, cambiemos el polo y centremos nuestra atención en lo positivo de nuestra vida. Si pensamos sobre nuestro futuro y eso nos hace tener sentimientos de miedo o sufrimiento, no hagamos lo mismo, pensemos nuestro fututo de forma positiva, pensemos que todo nos va salir bien, y eso nos causará un sentimiento de tranquilidad, armonía, paz… Lo que ocurre es que en la sociedad estamos muy acostumbrados a pensar sobre nuestro futuro de forma negativa, y es justamente eso lo que estamos atrayendo, y cuando se produce el efecto en el mundo físico y se manifiesta lo que no queríamos, entonce decimos “lo sabía”, y es cuando a boca llena decimos que tenemos muy mala suerte. Toda Causa tiene su Efecto. Todo Efecto tiene su Causa.

Todo en el universo está creado por una causa, nada ha nacido de la nada. Todo tiene su causa en el universo, absolutamente todo. Para yo publicar este artículo he tenido que generar la causa de escribirlo, para que haya llegado a tu vida, has tenido que generar tú la causa de querer leerlo. Todo lo que te sucede en el presente es lo que has creado en el pasado, y todo lo que estás creando en el presente, es lo que te sucederá en el futuro. Para que un médico sea médico, ha tenido que generar la causa de estudiar medicina. Para que nos multen con el coche hemos tenido que originar la causa de cometer una infracción. Para que crezca un árbol en nuestro jardín, hemos tenido que generar la causa de plantarlo. Para tener amor en su sentido más amplio hemos tenido que generar la causa de dar amor. Para ser feliz, hemos tenido que generar la causa de una correcta aplicación de los Siete principios que rigen el universo…Así con todas y cada de las facetas de nuestra vida. Nada surge de la nada, al igual que ninguna de las personas que habitamos el mundo hemos surgido de la nada. Cuando conozcas todos los principios que rigen el universo, comprobarás que todas las apariencias de problemas son responsabilidad NUESTRA, únicamente NUESTRA, Tu falta de dinero, tu falta de amor, tu soledad, tus apariencias de problemas con tu jefe, tus apariencias de problemas con tu pareja…Todo, absolutamente todo está en nuestra mente, y lo hemos creado nosotros, por mucho que en estos momentos tu mente te diga que eso no es posible, que tu no creaste esto o lo otro, pero esta reacción es lógica, tu mente lleva toda la vida actuando de una manera, y ahora necesita un tiempo para asimilar, que la responsabilidad es NUESTRA de nadie más, lo que ocurre es que es muy común echarle la culpa de nuestra infelicidad o sufrimiento a otras personas, al país, al vecino, al jefe, a la pareja, etc. Sufrimos por falta de conocimiento, por falta de CONSCIENCIA de que nuestra forma de pensar, nuestra forma de sentir, nuestra forma de actuar y nuestra forma de hablar están poniendo las CAUSAS del EFECTO que es nuestra vida. Si estás causas son negativas, nuestra vida es negativa, pero si en cambio ponemos CAUSAS positivas con nuestros pensamiento, nuestros sentimientos, nuestras acciones y nuestra palabra, por ley de la naturaleza recogeremos EFECTOS positivos, que se traducen en armonía y felicidad para nuestra vida. Por tanto con este conocimiento llegamos a la conclusión, de que para ser feliz no hay que hacer nada, sino que lo que hay que hacer es dejar de hacer todo lo negativo que habitualmente hacemos en nuestras vidas. Dejar de pensar negativamente sobre nuestro futuro, dejar de tener sentimientos negativos y rechazarlos, dejar de hacer el mal y hacer situaciones que puedan perjudicar a otras personas como por ejemplo juzgar o criticar, y dejar de hablar constantemente de forma negativa sobre todo lo que nos rodea, como por ejemplo: “tengo muy mala suerte”, “todo me sale mal”, “Nunca seré feliz”, “Nunca tendré un trabajo que me guste”, “Nunca tendré a nadie que me quiera”, etc. Si ponemos nuestro esfuerzo en dejar de hacer estos hábitos que tan arraigados tenemos en nuestras vidas, podremos comprobar como nuestra vida se armoniza, y comenzaremos a experimentar una calma y una paz, que provocará que se minimice el sufrimiento es nuestras vidas. (sigue)

1.Ley de Causa y Efecto 2.Mentalismo 3.Principio de Vibración 4.Principio del Ritmo 5.Principio de Polaridad 6.Principio de Generación 7.Principio de Correspondencia - Conclusión

INICIO