Búsqueda personalizada

LAS 7 LEYES ESPIRITUALES

La Ley del Mentalismo

las siete leyes Universales o espirituales

Esta ley nos dice “Todo es mente”. Por todas las personas es conocido el poder mental, y este principio intenta explicar que “Lo que tú piensas se manifiesta”. Todas las personas trabajamos con un poder ilimitado, pero este poder NO se conoce en la sociedad. Tenemos en un solo día alrededor de unos 60.000 pensamientos, y en gran medida suelen ser pensamientos de miedo, ira, envidia, tristeza, etc. Pensamientos que van a provocar que tengamos sentimientos negativos o positivos. No se sabe que todas las personas tenemos libre albedrío, y esto no es hacer lo que queramos, el libre albedrío es la posibilidad de pensar positivo o pensar negativo, en cada situación, en cada momento, de nuestra vida. Y este pensamiento es el que va a crear nuestra vida, pero no es el pensamiento en solitario, no pensamos que estamos en Asia y ya estamos en Asia, sino que es la unión del pensamiento y el sentimiento la que crea nuestra vida. Y en la mayoría de los casos en la humanidad, se siente que la vida es mala, que no hay trabajo, que no hay dinero, que tenemos mala suerte… Cuando nada de eso es cierto, la suerte no existe, solo existe nuestra forma de pensar positiva o negativamente, la vida únicamente está funcionando perfectamente, nos está dando lo que tenemos en nuestra mente, si piensas y sientes que todo te sale mal, siento decirte que eso es lo que tendrás en tu vida. Por eso si quieres cambiar tu vida tienes que RENOVAR tu mente, pero esto no es nuevo, se ha sabido siempre: “Sois transformados por la renovación de vuestra mente” (Romanos 12; 2), de ahí que la física cuántica afirme que “todo se crea de un pensamiento previo”.
Este principio se relaciona directamente con el principio de CAUSA y EFECTO, ya que nuestros pensamientos y nuestros sentimientos van a ser la CAUSA del EFECTO que es nuestra vida. Si sembramos tomates no podemos recoger lechugas, así es como actúa la naturaleza, pues lo mismo ocurre con nuestra vida, si nosotros en nuestra vida sembramos pensamientos y sentimientos negativos de manera constante, no podemos pretender recoger FELICIDAD.


La Física Cuántica nos afirma que TODO en el universo pasa antes por un pensamiento previo, por eso el coche que tenemos hoy, el trabajo que tenemos hoy, la pareja que tenemos, la casa que tenemos, etc. Todo lo hemos creado antes con nuestra mente. Todo lo que llega a nuestra vida es por que nosotros lo hemos atraído previamente con nuestra mente, o porque hemos ido en contra de las leyes que rigen NUESTRA VIDA. Siento decirte que las situaciones que tenemos en nuestra vida que NO QUEREMOS también las hemos atraído nosotros con nuestra forma de pensar, sentir, actuar y hablar. Digo hablar porque la palabra es darle voz a nuestros pensamientos, y constantemente hablamos de forma negativa, ya que es lo más común, aunque nuestro ego ahora no lo quiera reconocer, pero sólo hay que escuchar una conversación diaria para comprobar nuestra forma negativa de hablar. Recuerda siempre, la naturaleza no ha fallado, ni fallará jamás. La naturaleza es perfecta, exacto y preciso Y NOS DEVUELVE JUSTO LO QUE HEMOS CREADO MENTALMENTE. Con nuestro libre albedrío siempre podemos elegir pensar positivo o pensar negativo, siempre podemos elegir tener expectativas positivas o negativas sobre un objetivo, siempre podemos elegir que hablamos, siempre podemos elegir a que pensamientos le queremos dedicar nuestra atención, siempre podemos elegir en que pensamientos nos queremos enfocar, y como “allí donde está nuestra atención, allí estamos nosotros” así es como vamos creando nuestra vida. Algo tan simple, como a la vez tan realmente complejo de asimilar y de llevar a la práctica, como que nuestra vida se crea según los pensamientos, y sentimientos, que tenemos en nuestra mente, por tanto “Libre albedrío” es decidir que pensamientos vamos a aceptar en nuestra mente, y cuales no, decidir que sentimientos vamos a aceptar en nuestro interior, y cuales no, decidir pensar positivo o negativo sobre todas las áreas de nuestra vida.
Por todo ello vamos a llegar a la conclusión que el libre albedrío es una Causa en si, NO es un efecto, es la CAUSA QUE GENERA EL EFECTO QUE ES NUESTRA VIDA.
Para algunas personas la vida es extraordinaria, se sienten felices. Para otras personas la vida es sufrimiento, lucha, esfuerzo, calamidad, etc. La gran diferencia entre ellas está en su mente. En su manera de pensar, de sentir, de actuar y de hablar. Piensa positivo y tendrás una vida positiva. Piensa negativo y la naturaleza te devolverá una vida negativa. Así de exacto. Así de preciso. Tenemos libre albedrío para elegir como pensar en cada momento. La naturaleza no se mete si pensamos y sentimos positivo, o pensamos y sentimos negativo. La naturaleza sólo nos devuelve las semillas que pongamos en cada área de nuestra vida. La natualeza no va a hacer nada por nosotros. Todo tenemos que construirlo previamente nosotros en nuestra mente, por eso tenemos Libre albedrío de hacer con nuestra mente, con nuestros sentimientos, y por tanto con NUESTRA VIDA, lo que queramos.